¿Qué son las culturas regenerativas, y que importancia tienen?

Introducción del libro ‘Semillas: Somos la regeneración’

Últimamente se pueden escuchar muchas conversación sobre ‘regeneración’. El enfoque ya se ha aplicado a temas como ‘culturas regenerativas’, ‘liderazgo regenerativo’, ‘agricultura regenerativa’, ‘empresas regenerativas’, ‘comunidades regenerativas’, ‘economía regenerativa’, ‘educación regenerativa’, y ‘diseño regenerativo’. Hasta el ‘turismo regenerativo’ y la ‘moda regenerativa’ ha llegado la exploración de esta manera de trabajar. Nos estamos preguntando cómo crear ‘organizaciones regenerativas’ y como el ‘desarrollo regenerativo’ ofrece una nueva manera de trabajar y llegar “más allá de la sostenibilidad”.

Me siento corresponsable en haber impulsado este discurso cultural en varios países y contextos. La publicación de Designing Regenerative Cultures en 2016 en el Reino Unido y sus ediciones en Brasil (2019), Portugal y España (2020), México, Colombia, Italia, y Slovakia (2021), junto a mi trabajo de comunicación en redes sociales han contribuido a catalizar un diálogo más amplio sobre el hecho que ‘la sostenibilidad ya no es suficiente’ y porque ‘necesitamos culturas regenerativas’.

En 2016 el Commonwealth Secretariat en Londres lanzó un programa para apoyar la implementación del desarrollo regenerativo con la colaboración de sus 54 naciones miembros para responder al cambio climático. Este programa resultó en la fundación de Common Earth (common.earth). En 2018 ‘Extinction Rebellion’ escogió ‘necesitamos una cultura regenerativa’ como uno de sus 10 principios. Lo celebro y agradezco, menos que lo pusieron en singular.

Es muy importante destacar que no se trata de crear ‘una cultura regenerativa’ igual en todos los sitios. Esto sería otra forma de colonización en vez de la necesaria descolonización. Volver a vivir de manera consciente nuestra participación en el proceso más amplio de la evolución de la vida, es también un volver a la unicidad bio-cultural de cada lugar.

Cuando hablamos de culturas regenerativas usar el plural reconoce esta diversidad necesaria. Es un aspecto de la diversidad de la vida misma y así fuente de la creatividad y capacidad evolutiva de transformación. Las culturas regenerativas emergen como expresiones humanas del potencial inherente en cada sitio. En cada contexto ecológico y cultural se manifiestan de manera distinta y diversa.

Al mismo tiempo existen características comunes entre todas las culturas regenerativas. Sobre todo la intención de realizar su potencial sanador y servidor al bien común de la comunidad no solo humana sino también de la comunidad de la vida entera. El patrón sintrópico y simbiótico de la vida nos ofrece la alternativa de co-crear abundancia compartida en vez de escasez competitiva.

Una vez que colaboramos en manifestar el potencial inherente en cada comunidad a escala local y bioregional, y lo hacemos dentro de los límites y oportunidades de cada lugar, empezamos el camino hacia vivir dentro de los límites planetarios. Co-crear culturas regenerativas es una manera descentralizada de sanar comunidades y ecosistemas. Revelando potencial y sanado lugar por lugar, y región por región podemos mejorar la salud planetaria y responder al cambio climático de manera sistémica.

La lección central de la biomimesis — aprender e innovar cómo la naturaleza — se resume en esta frase de Janine Benyus: ‘La vida crea condiciones propicias para la vida’. En lo más básico y profundo cuando hablamos de ‘culturas regenerativas’ estamos proponiendo volver a habitar cada lugar y cada bioregión de manera regenerativa. Somos capaces de tener un impacto sanador y regenerativo en la complejidad viva de cada lugar que engloba aspectos sociales, económicos y ecológicos en un proceso profundamente interconectado.

Es importante destacar también que las culturas regenerativas no es algo nuevo a pesar que parece una innovación disruptiva al discurso dominante de nuestra sociedad en tantos ámbitos de la vida. Todas las culturas indígenas alrededor del mundo y por hecho todos nuestros antepasados cómo participantes en la evolución de la vida y de la humanidad se formaron en co-evolución íntima con las bioregiones y ecosistemas que habitan o habitaron.

Las culturas humanas en todas sus expresiones diversas son epifenómenos de los procesos biológicos y ecológicos de la vida. Se puede definir la vida en su complejidad planetaria como una comunidad regenerativa a multiples escalas. Todos pertenecemos a esta comunidad. ¡Todos somos indignos en la vida! Somos vida! Somos naturaleza! En un fractal que co-localiza el local, regional y global podemos entender la vida como un proceso interconectado e interdependiente. Solo nuestra manera de ver y conceptualizar la vida nos hace enfocar nuestra mirada ante todo en individuos y especies distintos.

La narrativa cultural basada en la separación nos hace fijarnos y de cierta manera priorizar la competición. ¿Que pasaría si cambiemos la narrativa y lo basamos en el ‘interser’ — como resultado de las relaciones que nos definen y cómo verbo en un proceso de transformación? ¿Nos hará entender que la base de la vida es la colaboración y la simbiosis? La vida es un proceso planetario, co-creativo y colaborativo. Del cual somos expresiones y participantes. Justamente porque somos vida, tenemos la capacidad y el potencial de crear condiciones propicias para la vida.

En The Regenerative Business (2017, p.74) Carol Sanford propone: “Para volverse regenerativo, no es suficiente que una empresa agregue un nuevo conjunto de suposiciones sobre las capas acumuladas de la antigüedad. En cambio, la organización debe participar en un proceso de auto-examen para reconocer y erradicar las prácticas autodestructivas que de otro modo podrían impedir que la empresa persiga su potencial”. Lo mismo se podría decir sobre comunidades, ciudades, y bioregiones. De hecho, también se aplica al desarrollo personal de cada uno de nosotros y a cualquier equipo.

Carol Sanford propuso siete principios fundamentales que se emplean cuando trabajamos de manera regenerativa en cualquier ámbito: i) trabajar con totalidades, ii) manifestar potencial, iii) revelar esencia, iv) capacitar desarrollo, v) enlazar contextos anidados, vi) intervenir en nodos (acupuntura sistémica) y vii) fortalecer campos de colaboración. Bill Reed logró condensarlas a cuatro prácticas regenerativas. Resumidas en mis palabras:

  1. Trabajar con sistemas enteros (totalidades) como participantes conscientes en estos sistemas nos ayuda a crear caminos co-evolutivos hacia el futuro.
  2. La manifestación del potencial inherente invita enfoques enraizados ​​en el lugar e informados por la unicidad bio-cultural de cada localidad y sus habitantes.
  3. Desarrollar la capacidad de las personas en su lugar para convertirse en expresiones regenerativas de ese lugar fomenta la habilidad de co-crear respuestas apropiadas frente a la complejidad y la incertidumbre.
  4. Nutrir un campo colaborativo que celebra diversidad mientras comparte marcos de referencia y una práctica común permite a las personas y al colectivo expresar su contribución única en el servicio a sí mismos y a la comunidad, así como al lugar y al planeta.

Desde mi perspectiva, una vez que nos realinemos con la vida misma podemos entender muchos movimientos e impulsos contemporáneos como brotes de culturas regenerativas saliendo en el mismo árbol. Desde el trabajo de la P2P Foundation, el movimiento de transición, la red de ecoaldeas, la Teoría U, la sociocracia, muchas iniciativas de innovación social y de la justicia social y medioambiental …, son todos expresiones de la vida misma fluyendo a través de nosotras con el impulso regenerativo y transformador de la evolución.

Algo nuevo y a la vez muy antiguo, algo empoderado por el potencial sintrópico de la vida misma está surgiendo en tantos ámbitos y maneras. Paul Hawken lo llamo la respuesta inmune planetaria de la vida misma ante las crisis convergentes que confrontamos. Es verdad que nos estamos enfrentando a retos enormes y un futuro incierto.

¿Quizás, en vez de perder nos en solucionar problemas en insolación o buscar respuestas y soluciones para resolver el ‘problématique mundial’ de manera abstracta, donde deberíamos poner nuestra atención será en revelar cómo la vida misma a través de nosotros tiene el potencial de sanar lugar por lugar, comunidad por comunidad, bioregion por bioregion?

Con el impulso de co-crear culturas regenerativas estamos volviendo a casa — el ‘oikos’ es la raíz de ecología y de economía. Deberíamos aprender de nuevo cómo manejar la ‘casa’ en cada localidad basado en cómo la vida misma crea abundancia compartida. ¡Estamos volviendo a la vida! Nunca fuimos separados aparte de la separación que creamos en nuestras mentes.

Enlace a la preventa del libro en Castellano y Catalán

Muchos de los ejemplos, proyectos y prácticas destacados en este libro contribuyen a la regeneración bioregional, la soberanía alimentaria, economías regenerativas locales, la educación, la igualdad de género, el arte, las ciencias y tantas facetas importantes de culturas regenerativas enraizadas en el lugar. ¡Tú también puedes formar parte de la ReGeneración! Como decía Buckminster Fuller: “Nunca cambias las cosas luchando contra la realidad existente. Para cambiar algo, construya un nuevo modelo que haga obsoleto el modelo anterior.”

Enlace al libro:

SAVANNA BOOKS LANZA UN LIBRO MONOGRÁFICO SOBRE CULTURA REGENERATIVA Y VIDA SOSTENIBLE. EDICIÓN EN CASTELLANO Y EN CATALÁN. (LIBRO EN PRE-VENTA)

Hay personas que están cambiando el mundo y regenerando el planeta.

SEMILLAS es un libro dedicado a inspirar a más personas a iniciar un camino hacia una vida más consciente, sostenible y generativa.

Co-editado por Cristina Camarena y Vanesa Freixa, SEMILLAS, somos la regeneración es un monográfico coral con diversos autores/as reflejo del cambio que queremos impulsar: la comunidad, la colaboración, la suma de fuerzas.

Muchas personas queremos iniciar un camino hacia una vida más consciente, sostenible y regenerativa.

Consciente para llevar a cabo cambios personales.

Sostenible para que nuestro estilo de vida no extraiga recursos ni dañe el planeta. Regenerativa para nutrir y curar lo que está dañado, para poner el corazón en acción.

Si te gusta la publicación, aplaude Y recuerda que puedes aplaudir hasta 50 veces si te gusta mucho ;-)!

Daniel Christian Wahl — Catalizando la innovación transformadora frente a crisis convergentes, asesorando en el diseño de sistemas regenerativos completos, liderazgo regenerativo y educación para el desarrollo regenerativo y la regeneración biorregional

Autor del libro de renombre internacional Designing Regenerative Cultures(Triarchy Press, UK, 2016)

Considere apoyar mi trabajo continuo convirtiéndose en un patrocinador:

--

--

--

Catalysing transformative innovation, cultural co-creation, whole systems design, and bioregional regeneration. Author of Designing Regenerative Cultures

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Daniel Christian Wahl

Daniel Christian Wahl

Catalysing transformative innovation, cultural co-creation, whole systems design, and bioregional regeneration. Author of Designing Regenerative Cultures

More from Medium

Communities standing their ground against malaria in Bolivia

In Buffalo, Open Data Practices Help Prevent Lead Poisoning

American Urban Planning: From Inception to Modern Day

Tanzania: A family of refugees from DR Congo receive WFP support