Culturas Regenerativas: sanando lugares

Daniel Christian Wahl
6 min readMay 3, 2024
Video from 2017, IED Madrid

Entrevista publicado en L’apat — Magazine of Regenerative Cultures, Octubre 2023:

Daniel Christian Wahl es biólogo y trabaja a nivel local e internacional como consultor, educador y activista. Daniel imparte cursos dentro del programa de posgrado Master en Pensamiento de Diseño Ecológico y Economía Regenerativa del Schumacher College. Autor del libro de culto Designing Regenerative Cultures (2016), publicado en varios idiomas, es actualmente un importante líder de opinión en el sector de las culturas regenerativas, hasta el punto de que, en el año 2021, la Royal Society for Arts, Manufacture and Commerce — una sociedad que desde hace casi 270 años respalda y potencia liderazgos instigadores de acciones que pueden cambiar el mundo — , otorgó a Daniel la Medalla del Bicentenario por «una contribución sobresaliente y demostrable, a través de … la práctica del diseño, hacia un mundo equitativo y regenerativo».

«La creación de sistemas regenerativos no es simplemente un cambio técnico, económico, ecológico o social: tiene que ir de la mano con un cambio subyacente en la forma en que pensamos sobre nosotros mismos, nuestras relaciones con los demás y con la vida en general (…) Las culturas regenerativas salvaguardan y hacen crecer la abundancia biocultural para las futuras generaciones de la humanidad y para la vida en su conjunto».

— Daniel C. Wahl

P. Regeneración versus degeneración ¿Ya no basta con la sostenibilidad?

La sostenibilidad sigue siendo un logro importante para la humanidad. Es un puente que todavía deberíamos cruzar. Al mismo tiempo, no hacer más daño ya no puede ser la meta final. Después de los daños causado por miles de años de agricultura basada en la deforestación y degeneración de subsuelos y centenarios de industrialización y explotación de recursos no-renovables tenemos que sanar los ecosistemas donde habitamos y en el proceso regenerar la cohesión social y resiliencia de nuestras comunidades y el tejido de apoyo mutuo de nuestras economías locales y regionales.

No se trata de cambiar solo un adjetivo de moda y reemplazar ‘sostenible’ o ‘circular’ por ‘regenerativo’! La regeneración es un patrón fundamental de la vida misma y su evolución durante 3.8 mil millones de años. Nuestra propia especie durante gran parte de los últimos 300 mil años evolucionó como custodios de los ecosistemas donde vivimos como ‘expresión de’ en vez de ‘dueños de’ los lugares que habitamos. Como participantes en el proceso de la vida misma tenemos la capacidad de crear condiciones conducentes a la vida y reintegrar nos en la comunidad regenerativa de un planeta vivo.

El gran reto de la humanidad ahora es transformar el impacto humano en los sistemas socio-ecológicos y en la biosfera desde el actual patrón degenerativo que se ha extendido durante solo los últimos pocos miles de años a un patrón regenerativo. Es un volver a casa a la comunidad de la vida. Viene acompañado por un profundo cambio de nuestra visión del mundo y de nosotros mismos.

La salud humana y la salud de los ecosistemas y de la biosfera son profundamente interdependientes! Deberíamos a la vez valorar de nuevo las sabidurías ancestrales de los pueblos indignos que sabían y todavía saben vivir cómo custodiadnos de la vida y simultáneamente evaluar de manera matizada cual tecnologías se debería usar a qué escala para apoyar la regeneración bioregional. Una economía circular regenerativa se basa en la vuelta a la producción regional para el consumo regional, y en la colaboración nacional e internacional para apoyar este proceso en cada bioregión. Sería mejor hablar de economías regenerativas en plural!

P. Sueles referirte a «culturas regenerativas» en plural ¿por qué?

Una manera de comprobar si de verdad estamos trabajando de manera regenerativa es que dejamos de hablar y trabajar de manera abstracta en problemas globales y estrategias generalizadas que se deberían escalar e implementar en cada sitio. Solo si trabajamos desde la unicidad bio-cultural de un lugar específico con su cultura, historia, ecosistema, climatología … con sus desafíos y potencial específico podemos fortalecer patrones regenerativos que nacen desde el lugar mismo.

Culturas regenerativas son expresiones del potencial específico de un lugar y su gente — por esto uso el plural. Obviamente hay patrones comunes entre ellas pero reflejando la biodiversidad de la vida misma, las culturas regenerativas también son diversas en su ‘adaptación a’ y ‘expresión de’ las condiciones únicas de cada lugar.

P. ¿Todos los sectores empresariales pueden aplicar un enfoque de desarrollo regenerativo en sus procesos?

En absoluto, pero esto requiere pausar y evaluar patrones de trabajo, cuestionar las suposiciones básicas, y formar la capacidad de entender la complejidad anidada para poder entrelazar cada empresa con el tejido trans-sectorial del ecosistema empresarial de su bioregión específica. La producción descentralizada y la colaboración empresarial para abastecer las necesidades básicas de la población regional dentro de los límites ecológicos y energéticos de cada región es el camino más directo hacía economías regenerativas que apoyan la regeneración social y ecológica. El reto de las multinacionales y grandes empresas es transformarse en redes colaborativas de muchas empresas regionalmente enraizadas que — por la gran parte — producen en la región para la región.

Obviamente necesitamos un comercio nacional e internacional para mantener muchas de las altas tecnologías que puedan apoyar este proceso de re-regionalización de la producción y del consumo. La descentralización y la reducción de distancias en las cadenas de suministro aumentan la resiliencia de nuestras comunidades en frente del cambio climático, y de la inestabilidad geopolítica y económica.

Otro patrón profundo que se tiene que evaluar de nuevo es nuestro hábito de trabajar con un enfoque a problemas generalizados en vez de revelar y fortalecer el potencial único de un lugar específico con su cultura específica. La abstracción de problemas que se trabajan dentro de los silos de expertos y disciplinas para ser definido de manera globalizada para después pedir a los ingenieros, innovadores y diseñadores en un ‘hackerthon’ o un ‘design sprint’ que generen soluciones globalizadas, las cuales en su vez se presentan a los inversores de impacto para después escalar las, solo para sorprender nos en la implementación en lugares específicas que no encajen en la unicidad social, cultural, y ecológica forma parte del patrón degenerativo.

Necesitamos una colaboración profunda entre el sector público y privado y la sociedad civil en cada lugar para hacer visible y reconectar el tejido de empresas y proyectos regenerativos ya existentes en lugares específicos. La regeneración empieza con el enfoque al potencial del lugar y de su gente. Obviamente necesitamos soluciones a problemas pero trabajando desde el potencial específico en vez de centrar nos en problemas generalizados nos permite ver las soluciones cómo prototipos en un proceso evolutivo, como oportunidades para aprender y no productos para vender.

El desarrollo regenerativo crea capacidad para evaluar, adaptar, y transformar las soluciones de ayer que se han convertido en problemas de hoy. Esto es imposible en la abstracción de la multi-crisis planetaria y civilizatoria. Solo vamos a poder enfrentar los retos globales de la humanidad si aprendemos de hacer lo comunidad por comunidad, trabajando desde el potencial regenerativo de lugares, de comunidades y de la vida misma. No se trata de salvar el planeta. La vida es capaz de continuar sin la humanidad, pero salvando y sanando lugares podemos regenerar la tierra y así salvar la vida de las futuras generaciones humanas.

P. ¿Qué importancia tiene el concepto «comunidad» en las culturas de desarrollo regenerativo?

Visto desde las ciencias de la complejidad de la ecología y de la evolución podemos entender la vida como una comunidad regenerativa de la cual formamos parte. La regeneración es la esencia de la capacidad de la vida misma para la autorregulación y la auto-creación. Apoyando y coreando culturas regenerativas volveremos la humanidad como miembros maduros de la comunidad de la vida.

https://lleidart.com/books/APAT01/

--

--

Daniel Christian Wahl

Catalysing transformative innovation, cultural co-creation, whole systems design, and bioregional regeneration. Author of Designing Regenerative Cultures